RESUMEN DEL CONTENIDO DE LA OBRA


  El contenido del libro esta estructurado con una primera parte donde se tratan algunas cuestiones que afectan de una forma mas o menos similar a todo el Pais Vasco, para luego marcar unas rutas historico-artisticas que puedan servir de orientacion a quienes quieran recorrer sus caminos y conocer algo mas del arte, las costumbres, la historia y los pueblos y ciudades que componen todo este territorio. El primer capitulo de esta obra se refiere a cuestiones que afectan de una forma general al Pais Vasco, a sus origenes, a las lenguas que en el se hablan, a los deportes mas queridos por sus habitantes, al mar y a la pesca los balleneros de esta tierra llegaron a Terranova hace ya muchos siglos, y, junto a ellas, se habla de otras como la brujeria y los herejes y de la famosa cueva de Zurrarramurdi, del Camino de Santiago y, ?como no!, de la gastronomia tan apreciada por doquier y con unos platos tan afamados como puedan ser la merluza en salsa verde, las angulas, el bacalao al ajoarriero, las alubias rojas de Tolosa o Guernica y el cordero al chilindron. Las rutas vizcainas empiezan, como es logico, con una somera descripcion de la capital del senorio, Bilbao, de las minas de hierro y del puerto que le engrandecieron, y del museo Guggenheim que ha hecho virar el rumbo del camino industrial de la villa que parecia indisolublemente unido a su misma existencia. Se habla del Casco Viejo, la Plaza Nueva y la Catedral renovadas despues de las terribles inundaciones de 1984, del puerto y los astilleros que habia donde ahora hay unos museos y palacios de congresos unidos por grandes paseos que los bilbainos recorren con fruicion. Luego se va repasando el camino que marca la ria hasta llegar al Puente Colgante, que segun dice la cancion es el mas elegante. Los caminos de Vizcaya estan agrupados en secciones que quieren acompanar al turista poco experto en estas tierras. Primero las estribaciones del Monte Oiz y las villas mayores Marquina, Lequeitio, Ondarroa, luego la ria de Mundaca con Guernica y todo su significado historico despues la villa marinera de Bermeo, el Duranguesado y la cuenca del rio Ibaizabal que luego termina llamandose Nervion, para terminar con las Encartaciones que tienen a Balmaseda por principal ciudad encartada y que nos vuelven a dejar a la vera del Puente Colgante. En Guipuzcoa se destaca la evolucion que ha tenido la ciudad de San Sebastian que ha pasado en poco mas de un siglo de una pequena plaza fuerte y un mas que pequeno puerto a una ciudad cosmopolita y famosa la Bella Easo, que heredo de Tolosa la capitalidad de la provincia. Se habla de la playa de la Concha, del Casco Viejo y sus famosos pinchos, del Museo de San Telmo, de la subasta que se hace en el puerto viejo a la llegada de los barcos con su carga de pesca, del paseo Nuevo y del Aquarium, de sus famosos restaurantes y de la Semana Grande donostiarra. Al dar un repaso a las villas costeras guipuzcoanas se parte de Hondaribia, o Fuenterrabia si se prefiere, del puerto de Pasajes, de Zarauz y Guetaria, de Zumaya y de Motrico. En el interior se habla de los valles de los rios Oria y Urola, de la comarca del Goierri, de Zumarraga y Urretxu, de Azpeitia y Azcoitia y del centro de espiritualidad de Loyola donde nacio, y se convirtio, el famoso Ignacio que fundara los jesuitas. En el Alto Deva hay que hablar de Vergara, donde ya hubo laboratorios de investigacion hace muchos anos, de su Real Seminario, de Mondragon, donde nacio un estilo industrial, el cooperativismo, que tantas veces se ha intentado copiar sin resultado, y de Onate, ya cerca del Santuario de Aranzazu, la patrona de Guipuzcoa. Se destaca que Alava esta formada por tres partes bien diferenciadas: el valle del Ebro, las tierras cantabricas que llevan sus aguas al Nervion y la parte central con la llanada alavesa y la ciudad de Vitoria donde en la actualidad se asienta la capital de Euskadi. La parte vieja de Vitoria es un modelo de conservacion y restauracion de edificios medievales lo cual no quita para que tenga dos catedrales, la antigua que ahora se encuentra en proceso avanzado de restauracion, y la moderna terminada en el siglo XX al mas puro estilo gotico flamigero. En la Llanada alavesa destaca la basilica de Armentia, la ciudad romana de Iruna, las torres de Mendoza y Martioda, el santuario de Estibaliz, tan cercano todo ello a Vitoria y la villa medieval de Salvatierra. En los valles alaveses se menciona de una forma particular el solar de Quejana perteneciente a la familia de los Perez de Ayala, los de Cuartango y Valdegobia con la cuenca del rio Omecillo y el valle del Nervion con los poderosa industria establecida en Llodio y Amurrio principalmente. Al llegar a la Rioja alavesa se explaya el autor con las vinas y los vinos de la denominacion de origen Rioja, con las diferentes clases de uva tempranillo, graciano, viura, garnacha..., con las bodegas de Laguardia, Labastida, Elciego y tantas otras establecidas en cada uno de sus pueblos y lugares, con las murallas de la iglesia de Santa Maria de Laguardia, sin olvidar las excavaciones arqueologicas de La Hoya y los dolmenes prehistoricos tan abundantes en la zona. La Rioja Alavesa tiene mucho que ver y visitar.