PROLOGO


  Es idea generalmente aceptada, tanto por los estudiosos del tema como por los politicos y el pueblo en general, que los vascos pertenecen a un pueblo preindoeuropeo, que su idioma es uno de los mas antiguos que se conservan en Europa, y que estos vascos y su idioma viven y han vivido desde hace mucho tiempo en unas comarcas que incluyen ambas vertientes de los Pirineos occidentales y en la cornisa cantabrica en su parte mas oriental. Se pueden anadir otros condicionantes de algun tema que tambien son aceptados de una forma generalizada, como por ejemplo el que los vascos, mas bien los vascones, han ocupado una parte importante del valle del Ebro y que su idioma ha experimentado en el ultimo milenio un franco retroceso territorial. Julio Cesar, un genio en tantos aspectos de la actividad humana, es el primer escritor que se dio cuenta, hace mas de dos mil anos, que los aquitanos se diferenciaban por el idioma, las costumbres y las leyes de sus vecinos los galos, a quienes tambien se puede llamar, en esta ocasion, celtas. Estrabon, poco tiempo despues, confirma este dato y anade que los aquitanos se parecen mas a los iberos que a los celtas, no solo por su lengua sino tambien por su apariencia fisica. Los escritores medievales no se preocuparon de una forma particular de si entre lo que ellos llamaban reino de Navarra y lo que la documentacion medieval llama una y otra vez Provincia, es decir Guipuzcoa, habia algun tipo de relacion politica mas alla de la de mera vecindad y de la linguistica con alguna de las comarcas navarras, un asunto al que no daban una importancia especial porque les parecia algo connatural con el hecho en si mismo. Los escritores de la edad moderna empezaron a sentir la necesidad de dar un cierto sentido unitario a la historia de unos territorios extensos, pero les costo mucho encontrar la palabra, la ocasion o el sentido historico adecuados para hablar del pueblo del que querian escribir. Se empezo a hablar de vizcainos en un sentido mucho mas extenso que el actual de habitantes de Vizcaya, ya que se referian a aquellas personas que tenian el vascuence como idioma materno, pero esta acepcion fue utilizada no tanto por los historiadores sino por el vulgo y los escritores de novelas, como Cervantes en El Quijote. Los historiadores se dieron cuenta que llamar vizcainos a los habitantes de Tolosa o de Azpeitia era una incongruencia historica importante, por lo que la mayor parte de ellos empezaron a decir que los vascos eran parte integrante del pueblo cantabro que tantos hechos heroicos habia realizado en la antiguedad luchando contra el imperio romano. Esta idea del vascocantabrismo calo hondo en el pensamiento de los historiadores hasta los primeros anos del siglo XX, pero ha ido desapareciendo en las nuevas investigaciones de tipo historico. Tambien ha tenido muchos partidarios el vascoiberismo, es decir que el pueblo vasco es el ultimo residuo del pueblo ibero, tambien preindoeuropeo, que llego a ocupar una parte importante de la peninsula antes de la llegada de los romanos, sobre todo en su parte oriental y meridional. Esta idea no ha sido totalmente rechazada por los estudiosos porque, de forma periodica, siguen saliendo algunas publicaciones que intentar ahondar en las similitudes linguisticas entre el protovasco y el ibero. En la actualidad, en los primeros anos del siglo XXI, el sentido unitario que antes se habia decantado por la union del pueblo vasco a traves de los vizcainos, de los iberos o de los cantabros, se ha transformado en un sentido de autosuficiencia historica, tanto etnica como linguistica, que ha llevado a la creacion de una entidad politica, social y cultural transfronteriza para la que se ha creado, en los ultimos anos del siglo XIX, el vocablo Euskadi, una palabra que ha terminado por imponerse en el pueblo y en los medios de comunicacion. Esta palabra, Euskadi, es un sinonimo de Pais Vasco tal como se indica en el articulo primero del titulo preliminar del estatuto de autonomia del Pais Vasco, al que de una forma habitual se llama estatuto de Guernica. Este estatuto esta realizado de acuerdo con lo que se indica en el articulo 137 y siguientes de la constitucion espanola en vigor; en particular se indica en su disposicion adicional primera que ampara y respeta los derechos historicos de los territorios forales, y que la actualizacion del regimen foral se llevara a cabo, en su caso, en el marco de la constitucion y de los estatutos de autonomia. La determinacion de esos derechos historicos que se mencionan en la constitucion ha llevado a numerosos escritores, principalmente politicos, a una interpretacion amplia del tema hasta el punto de que son abundantes las personas que opinan que Euskadi, en el pasado, llego a formar una unidad politica independiente de cualquier otro estado o nacion del sudoeste de Europa. Lo que les lleva, en virtud de esos derechos historicos mencionados, a pedir la independencia, tanto de Francia como de Espana, de unos amplios territorios en los que se incluyen Alava, Guipuzcoa, Navarra y Vizcaya al sur de los Pirineos, y Labourd, Baja Navarra y Pais de Soule al norte de esta cadena montanosa. El objeto de estas paginas es ir repasando, sin prisas, la historia de los siete territorios mencionados para ver cuales pueden ser esos derechos historicos en las diferentes etapas de la historia, e incluso de la prehistoria si fuera necesario. Este repaso va a empezar, por tanto, con la edad de piedra y de los metales, con las cuevas sepulcrales, el arte parietal y los grandes monolitos que podemos ver en nuestras montanas. Se continuara con los siete siglos en que el imperio romano impuso su ley en el sudoeste de Europa, dejando como aportacion nada menos que la cultura y un idioma, el latin, que es la madre de todas las lenguas romances, incluida el castellano en que estan escritas estas paginas. Tambien se va a pasar revista, en la medida que afecte a nuestro tema, a los reinos visigodos que si bien empezaron siendo barbaros habrian de terminar romanizados. La llegada del pueblo musulman marca en nuestras comarcas un antes y un despues que trajo religion y cultura y que supo dominar el valle del Ebro durante mas de cuatro siglos. Luego empezarian los reinos cristianos del norte de Espana, los condados y ducados cuasi independientes de Aquitania, los condados alaveses, el reino de Navarra, el senorio de Vizcaya... Seria el reino de Castilla, el ultimo en llegar al concierto internacional hispanico, el que terminase dominando los cuatro territorios del sur de los Pirineos. Ha parecido conveniente terminar estas paginas analizando las opciones politicas que estan ahora encima de la mesa de negociaciones y que pueden afectar de forma importante al futuro de Euskadi. La Propuesta de Estatuto aprobada por el Parlamento Vasco el pasado dia 30 de diciembre con los votos favorables de Sozialista Aberzaleak, la heredera de Batasuna, da fin a una etapa la del Plan Ibarretxe y comienzo a otra cuyo alcance solo se vera cuando llegue a la mesa de las Cortes de la Carrera de San Jeronimo de Madrid. El Tratado para la Union Europea ya firmado en Roma no entra en vigor todavia, pero esta llamando con fuerza a la puerta de todos los Estados firmantes. Estos dos proyectos, que tal son por el momento, son analizados con detenimiento teniendo en cuenta las opiniones que tienen los principales partidos politicos representados en la camara vasca. Todo ello compaginado con lo que se indica en la Declaracion Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Politicos y el Pacto Internacional de Derechos Economicos, Sociales y Culturales auspiciados por la ONU.