A MODO DE COLOFON


  La historia es, por definicion, la narracion de unos hechos que ya han acontecido, y que lo unico que se puede hacer es interpretarlos con mejor o peor suerte, mientras que el futuro es aquello que esta por venir, lo que no se ha producido. Esta tenue linea entre historia y futuro hace que en el mediodia de un dia cualquiera, el desayuno sea historia pero la cena sea futuro, y que para los escritores la pluma, o el teclado del ordenador, marca la diferencia entre pasado y futuro. Pues bien, estas paginas han terminado de ser escritas los primeros dias del ano 2005 cuando todavia faltan por ocurrir muchas cosas que pueden ser importantes para el futuro de Euskadi. No nos debemos olvidar que el 20 de febrero del ano 2005 se va a realizar un referendum sobre el Tratado de la Constitucion de la Union de Europa. Se puede suponer, solo suponer, que el resultado va a ser favorable a su aprobacion, pero en una consulta de este tipo puede haber imponderables que modifiquen lo que parece claro. Por lo que se refiere a Euskadi, los principales partidos parece que van a pedir el "si", pero hay otros que todavia no han dado su recomendacion por lo que pudiera haber una importante abstencion que esperemos no sea tan fuerte como cuando se voto la constitucion de 1978. En cualquier circunstancia, aunque el resultado fuera ampliamente favorable en Espana todavia falta bastante para la entrada en vigor del Tratado europeo. La Propuesta del Parlamento Vasco seguira su camino, con grandes aspavientos por ambas partes, rompimiento de vestiduras, exclamaciones de incredulidad, declaraciones desmentidas y toda esta cohorte de cuestiones que puede llevar esta Propuesta a su alrededor. Son demasiadas las variables que hay sobre el tapete para intentar adivinar cual es el futuro politico de Euskadi, pero el avisado lector tiene en sus manos nuevos datos historicos para pensar, por el mismo, aquello que considere mejor para la idea politica que puede tener sobre Euskadi y, quizas, para modificarla en uno u otro sentido. En cualquier caso se debe de tener en cuenta que esos derechos historicos de los que se habla con demasiada ligereza y la voluntad de la ciudadania vasca, que no siempre es bien interpretada, son unas cuestiones que pueden llevar a decisiones unilaterales de un partido, un grupo de personas, o una persona como dice la Declaracion Universal de los Derechos Humanos, que podran satisfacer a alguien en un momento determinado, pero que es posible dejen en otros ambientes ciudadanos unas huellas muy dificiles de cicatrizar.