Los estudiosos del tema y los lectores ocasionales


  Estas paginas van dirigidas a dos tipos de personas bien diferentes por lo que no ha sido facil compaginar los intereses de ambos grupos de lectores. El primero de estos grupos es el que ya conoce la historia de los pueblos del norte de la peninsula iberica en la antiguedad y se siente atraido por una obra que trata de una forma especifica el campo y los campesinos vascones. El origen de estas paginas esta muy cerca de estas personas que acabo de citar porque es una tesis doctoral . El segundo de estos grupos es el que se pudiera llamar gran publico de una forma pomposa y que descendiendo a la realidad, no es otro que aquel que, a la vista del titulo, tiene ilusion por conocer como eran el campo y los campesinos vascones en la antiguedad. Es posible que el interes de estos lectores ocasionales sea sobre el tema en su conjunto pero es mas probable que lo sea solo por algunos aspectos determinados. Habra personas a las que pueda interesar lo acontecido en la Ribera, en Tierra Estella o en las margenes del rio Aragon de una forma mas concreta, pero puede haber otras a las que interesen otros aspectos concretos como la esclavitud en el campo, la formacion de la familia, los idiomas que se hablaban o los animales de tiro que se utilizaban por entonces. Una tesis doctoral es, en lineas generales, un trabajo de investigacion realizado sobre un tema concreto para lo que se buscan fuentes de informacion exhaustivas en los diversos campos del saber humano. La tesis debe de formar un conjunto homogeneo en el que siempre se deben indicar no solo las fuentes que se han consultado sino tambien aquellas de las que se ha extraido alguna informacion, senalando de forma adecuada donde puede volverse a localizar dicha informacion. Las citas de otros autores de las que hay que dar buena y fehaciente cuenta, son siempre abundantes, numerosas las notas a pie de cada pagina y la bibliografia ocupa mas que algunos capitulos de la obra, por lo que hay que ir de una pagina a otra con frecuencia. Su lectura para el lector ocasional es, por tanto, farragosa, complicada y dificil de digerir hasta tal punto que estoy seguro que no habria ninguna persona no iniciada en la historia antigua que fuese capaz de leer todas estas paginas; excepto algun buen amigo, que de esos siempre hay. Se ha tomado la decision de hacer una primera parte dirigida al lector ocasional, con escasas notas a pie de pagina, y aun estas faciles de comprender. La segunda parte es aquella en la que el estudioso de la historia antigua habituado a estos menesteres puede ir a buscar una fuente de informacion complementaria a lo que se diga en el texto, al igual que aquel que pueda estar interesado por la razon que sea, en saber algo mas sobre un lugar concreto o un hecho determinado. Esta decision inicial que los lectores y el tiempo diran si ha sido acertada, ha obligado a rehacer la mayor parte de la obra sin que esta sufra un apice en su rigor cientifico. El trabajo realizado no se ha reducido a quitar unas notas a pie de pagina de aqui y unos comentarios tecnicos de alla sino que se ha reestructurado todo su contenido y se ha redactado de nuevo la mayor parte de la obra con objeto de obtener un resultado mas conforme con el proposito del autor.